martes, 16 de diciembre de 2014

Muy grandes los hijos del director / JRP


Los consumidores del arte estamos acostumbrados a que generalmente la obra artística en la medida que vaya progresando vayan desenredándose los conflictos que edifican la trama, de fallar esta fórmula entonces el acto de descifrar con claridad hacia dónde indican las coordenadas que se propuso el autor, se convierte en un ejercicio de singular complejidad.
Lo que a mi juicio justamente sucede con “La Tribulación de Anaximandro (Hombre. Arche, Apeiron)”, coreografía del holguinero George Céspedes que con su compañía Los Hijos del Director, subió al escenario de la Sala Raúl Camayd, del Teatro Eddy Suñol este 14 de diciembre ¿Cómo regalo especial para los trabajadores de la cultura en su día? quizás sí, pero también regalo de lujo para los amantes de la danza en Holguín.
Una pieza que a mi modo de ver reta constantemente al espectador, lo ubica una y otra vez en el borde del camino, asaltado por una duda, si se desmonta del tren o sigue apostando por un viaje en el que puede parecer que se maneja con una venda en los ojos.
Desde su propio título se torna difícil esta pieza de sobrado rigor danzario, enigmática, emocionante, exigente, que escarba en lo más profundo del ser humano con una propuesta impecable, tanto desde su concepción como de la brillante ejecución por parte de las bailarinas y los bailarines.
Una pieza que se reta a sí misma continuamente, que sabe aprovechar con inteligencia cada segundo de sus casi 60 minutos de duración, que se impone ante el espectador, desafiándolo desde el principio en que la música con un volumen por encima de lo normal en una sala teatral para el oído de los seres humanos, acompaña cada movimiento de “Los hijos…”
De hecho la banda sonora, desde la melodía estridente hasta el silencio, se convierten en un ente insoslayable de esta pieza dramática que —según mi lectura y digo “mi lectura” con marcada intensión, pues a mi juicio, esta obra tiene tantos conceptos o maneras de descifrarla como espectadores tenga— bebe de la fuente inagotable de los grandes filósofos griegos, quizás en la de Anaximandro de Mileto.
Esta es una de esas obras en la que uno como humilde espectador que tiene no pocas horas de vuelo en los predios de la danza, intenta traducir lo que hay detrás de cada movimiento, se figura historias, arma conceptos, pero el discurso de la pieza va cerrando brechas hasta llegar a un callejón sin salida en el que no nos queda más remedio que aceptar lo complejo del montaje y disfrutarlo con los muchos porqués que van surgiendo en el camino.
Pero a medida que pasa el tiempo, cada interrogante va recibiendo una respuesta contundente con el lenguaje de la belleza, con la expresión y la limpieza con que los bailarines asumen cada ejecución de una trama de excepcional factura y muy contemporánea.
En mi opinión, el holguinero George Céspedes, creador de piezas tan grandes como su anterior estreno, Identidad a la menos 1, sabía muy bien lo que pretendía y hasta dónde quería llegar con esta propuesta, mostrar una obra a primera vista ininteligible pero extraordinariamente hermosa y profunda.
De lo que indiscutiblemente no queda ninguna duda es que La Tribulación de Anaximandro…, dotada de un gran componente psicológico, tiene muy bien puesto su nombre, es una verdadera tribulación; una obra en la que varios elementos interactúan, oscuridad e intensidad, amargura y energía, complejidad y belleza, y por último, una fuerza descomunal.
Al final de la obra, detrás del telón más allá de felicitar al director y al elenco, hubiera podido preguntarle a George, qué quiso decir con tal o mas cual expresión danzaría, qué función jugaba en la puesta la música tan alta, en fin tratar de disipar mis dudas, sin embargo, preferí irme con ellas a cuestas y patentizar mi propia lectura, y es que es esta una de las grandes conquistas de la pieza, que cada espectador se vaya con su “Tribulación”.
Pocos colectivos logran en apenas un año de trabajo una sintonía tan evidente, materializar un proyecto con artistas tan talentosos quienes verdaderamente se comen el escenario. Con estos pasos bien firmes comienzan a caminar por el tortuoso pero a la vez apasionante camino de la danza contemporánea Los Hijos del Director.

martes, 9 de diciembre de 2014

Cuba, adiós para siempre… /JRP


Teniendo como precedente el esfuerzo, desvelo y no pocos sacrificios que implican para un colectivo teatral estrenar una obra, es ciertamente difícil cuestionar el trabajo, pero quienes tenemos el compromiso de emitir un criterio debemos cumplir sin apasionamiento con el juicio sincero, necesario y siempre edificante que debe ser la crítica como instrumento de reflexión para con el público y sobre todo con el artista por aquello de “que hablen, aunque mal, pero que hablen”.
“Cuba, adiós para siempre”, una puesta en escena del actor Elier Álvarez Piñero, sobre el texto de Maikel Chávez, con dirección general de Manuel Rodríguez Moreno, estreno con el que Teatro AlasBuenas subió al escenario principal del Suñol durante este fin de semana, es una propuesta que sin lugar a dudas dista mucho de sus muy bien concebidos y logrados montajes anteriores.
Trabajar sobre el tan trillado tema de la emigración cubana es decidirse a caminar sobre una cuerda floja, en principio porque son tantas las versiones que en el plano artístico tiene tan recurrente asunto nacional que siempre será riesgoso volver sobre esta realidad cubana tan común en la medida que pasa el tiempo, y a mi modo de ver en esta ocasión el riesgo arrojó más penas que glorias.
Una obra que desde el inicio el espectador percibe que fue trabajada sobre un texto endeble, el cual sin dudas pudo haber crecido con una puesta en escena mucho más ingeniosa, sin embargo, la fragilidad del montaje de conjunto con el deficiente trabajo de la mayoría de los actores, la llevan a rayar en el pastiche y lo reiterativo, alejándola de la belleza a la que debe conducir toda obra de arte.
Más que interiorizar sus personajes, los aún muy verdes actores que conforman el elenco de la obra, prácticamente recitan el texto en un tono caricaturesco y falso, con un desempeño plagado de lugares comunes, actores que requieren de un mayor entrenamiento para que vayan despojándose del evidente verdor con que egresan de las escuelas de actuación.
Claro, que la responsabilidad mayor aquí está muy bien definida, esta mira hacia quienes deben dirigir con audacia y tienen que explotar al máximo el talento y las capacidades de estos muchachos que dan los primeros pasos en el complejo camino de las tablas.
A mi juicio, la obra que tiene como escenario un restaurant de lujo en España no es capaz de definir una frontera entre lo real y lo burlesco. Dibuja a un emigrante cubano simplón, histérico, poco serio e incapaz de demostrar esa consabida nostalgia que siente el isleño cuando se va a vivir al continente. Tal vez la trama quiso transmitir la añoranza de estos seis cubanos quienes desde el destino que les ha deparado la vida sufren el padecimiento de la lejanía, pero indiscutiblemente no lo logró.
Contra la puesta conspiran además parlamentos discursivos y monótonos con tono de consigna, un montaje plano con pobre diseño de luces y una banda sonora bien concebida, que incluso pudo haberse convertido en un personaje más, pero lejos de ello más bien compite contra la voz de los actores quienes a su vez deberían aprovechar mejor el recurso de la proyección escénica.
La camarera, defendida por Violeta Lores, quien supuestamente asume un rol protagónico, deviene especie de comodín para abrir y cerrar el telón, un personaje sin matices al que se le pudo incorporar mucho mas aprovechando la naturalidad expresiva de la actriz.
De “Ernesto”, el gay, a quien da vida José R. Moreno, es una burla por completo, más allá del evidente amaneramiento del personaje, ridiculizan a éste la brutalidad y lo vulgar. “John”, el enamorado de Ernesto, trabajado por José A. Pérez, es un personaje tan neutro que prácticamente pasa inadvertido en la trama, papel que por demás apenas ofrece posibilidades al actor de demostrar algún talento.
Walter E. Pérez y Laura García, encarnan respectivamente a “David” y a “Yanay”, un matrimonio joven que se debate en la disyuntiva de regresar o no a su Cuba natal, sin que ninguno de los dos logre aportar nada significativo a sus rancios personajes. En el caso de Miguel A. García, quien interpreta a “Miguel Ángel”, resulta personaje que se ve aplastado totalmente por su esposa “Caridad”, la que se logra robar el show de la puesta, interpretado con mucha más limpieza y brillo por Liliana Guevara que por Damaris Velázquez.
Amén de una mayor o menor lograda interpretación por parte de los actores, quizás todos los problemas de Cuba, adiós para siempre… radican en su concepción dramatúrgica, en no haberla concibido como una obra grande, en no delimitar un buen punto de giro y dar solución a los conflictos con salidas facilistas y manidas, ejemplo de ello, la fatal escena de la fiesta en el pensamiento de la “Yanay”.
En un momento pensé que el final salvaría en algo la puesta, nada más lejano de ello cuando la “camarera”, recitó “En Cuba siempre tenemos una mano extendida para decir adiós y no lo digo yo, lo dijo Eliseo Diego, Cuba adiós para siempre”.Solo le faltó enterrarse en el pecho un cuchillo de mesa del Restaurant de lujo “La Paquera de Jerez”, —del que logramos conocer el nombre gracias al programa de mano— caer de bruces y susurrar en el umbral de la muerte “Koniek”.
Por aquello del esfuerzo y los no pocos desvelos que implican estrenar una obra de teatro es precisamente que hay que asumir con el mayor rigor su puesta en escena, es decir, su esencia, pulir el trabajo con los actores y sacar el máximo de lo que estos pueden dar, y siempre alejarla de lo banal y de la palabrería obscena sin justificación.
Creo saludable experimentar con la propuesta, levantar el texto con inteligencia, hacer que el espectador mueva el pensamiento y no otra cosa, adentrarlo en otra realidad porque indiscutiblemente le queda grande el escenario a una obra artística que deje a un lado el arte para mostrarnos lo común de la vida, para eso a todas luces no hace falta ir al teatro./ Foto: Heidi Calderon.

Adiós a una Diva del bel canto / JRP

Como mismo muchas veces esta noble profesión del periodismo nos colma de alegría, orgullo y satisfacción, otras nos pone en la encrucijada de tener que abordar la muerte, algo tan natural como la vida pero que los seres humanos nunca la vamos a asumir con esa naturalidad que esta llega con su abrazo eterno.
En la noche de este siete de diciembre recibí la triste noticia de la muerte de la soprano holguinera Náyade Proenza, y digo holguinera porque ella lo decía con mucho placer aunque fuera habanera de nacimiento. Víctima de una larga enfermedad, la artistade intachable trayectoria dijo adiós a la vida apenas tres horas antes de este ocho de diciembre cuando cumpliría 72 años.
Graduada de maestra normalista, Náyade inició su vida artística en el coro del sindicato de maestros en 1962 propio año en el que junto al inolvidable barítono Raúl Camayd quien se convertiría en su compañero de la vida, fundó el Teatro Lírico Rodrigo Prats, institución que ella dirigió entre 1991 y 1994 tras la muerte de Camayd.
A lo largo de su carrera profesional, primero como miembro del coro y luego como cantante solista de la compañía lírica holguinera, Náyade tuvo a su cargo roles protagónicos en zarzuelas, óperas y operetas, además de un abarcador repertorio de música de concierto, lo que la hizo una artista muy versátil y completa a juzgar por la calidad con que asumía lo mismo la actuación que la interpretación.
Entre otros títulos Náyade ejecutó la Rosaura de la Zarzuela española “Los Gavilanes”, obra con la que nació el Teatro Lírico Rodrigo Prats. También dio vida a los personajes centrales femeninos de piezas como: Luisa Fernanda , La del Soto del Parral, Las Leandras, Amalia Batista, María La O, El Cafetal, Rosa La China, Cecilia Valdés, La Traviata y La Viuda Alegre.
Aparejado a su desempeño como intérprete, la reconocida soprano holguinera desarrolló una prolífica labor pedagógica contribuyendo a la formación de varias generaciones de cantantes en la filial de canto del Instituto Superior de Arte, hoy Universidad de las Artes, en el Centro de Superación para la Cultura y por último en la Universidad de Hermosillo en México.
Para cumplir con su deseo de que su muerte pasara como algo natural, esta mañana el lobby del Teatro Comandante Eddy Suñol, el que fuera el escenario de sus grandes éxitos, fue el sitio donde se reunieron compañeros de trabajo, muchos de sus alumnos y amigos de toda la vida para recordar a esta insigne figura del canto lírico cubano.
Frente a una bella foto de la inolvidable soprano y a un hermosísimo arreglo floral, se le cantó, la actriz María Eugenia Candaosa, regisseur del Teatro Lírico compartió con el auditorio datos de la cantante, se hicieron anécdotas de su trabajo y de su vida y especialmente se le escuchó cantar. Entre risas pero sobre todo con no pocas lágrimas en los ojos, transcurrió el sencillo pero emotivo encuentro en el que participó uno de sus discípulos, el barítono Alfredo Más.
“No podemos evitar sentir tristeza, pero la muerte no es real cuando se ha sabido cumplir con el legado de la vida y se deja en la tierra una huella imborrable”, dijo profundamente emocionado el reconocido barítono. “Este homenaje de los artistas del Teatro Lírico ha sido nuestro modesto pero muy sincero reconocimiento a alguien que siempre fue ejemplo para todos”.
Alfredo Más comentó a la prensa que tendrá el honor de dirigir el próximo homenaje que se le rendirá a la maestra Náyade. “Será un concierto que he nombrado Zarzuelas de mi Cuba, todo el programa que se va a interpretar serán zarzuelas cubanas, y estará dedicado completamente a Náyade quien tanto las cantara”. El concierto homenaje tendrá lugar este sábado 13 de diciembre a las nueve de la noche en la Sala Raúl Camayd del propio Teatro Suñol.
Al fallecer la singular soprano y pedagoga ostentaba entre otras distinciones, la de la cultura nacional, el Hacha de Holguín, el Aldabón de la Ciudad, El Angelote y la del Mérito Pedagógico. Por decisión propia y de sus familiares, sus restos fueron cremados y las cenizas se esparcieron en el mar, en la Villa Blanca de Gibara, donde se enamoraron ella y su eterno compañero Raúl Camayd.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Estrechan puente cultural Italia y Holguín /JRP

Un complejo y exigente programa fue escogido para que la Orquesta Sinfónica de Holguín descorriera las cortinas de la Semana de la Cultura Italiana en Cuba. Aunque es esta la primera ocasión en que sucede aquí tal acontecimiento, y quizás por primera vez fuera de La Habana, nuestra ciudad y el país europeo sostienen una importante relación a través de la cultura.
La Sala Raúl Camayd del Teatro Eddy Suñol, una vez más se convirtió en escenario para hacer más intensa esta relación fraterna entre Italia y nuestra ciudad, esta vez con un concierto que contó con la dirección del maestro italiano Walter Themel, director invitado permanente de la Orquesta, y con el violinista Lucio Degani, invitado especial al momento inaugural.
Con derroche de virtuosismo la orquesta ejecutó las oberturas de las óperas “La italiana in Algeri” y de “El Barbero de Sevilla”, ambas de J. Rossini, la Sinfonía de la Ópera Norma, de V. Bellini, y el intermedio de Cavallería Rusticana, de P. Mascagni, obra estrenada en julio pasado dirigida por el propio Themel.
A su vez la orquesta acompañó a Degani quien con su violín Amati de 1728 arrancó cerradas ovaciones del público holguineroal ejecutar con encomiable maestría el Concierto para violín y orquesta de M. Bruch y la Fantasía Carmen de Pablo Sarasate.
Posterior a lo que se había concebido en el programa, este maestro, primer violín de la Orquesta de Cámara I SolistiVeneti, docente del Conservatorio de Música Giuseppe Tartini, de Trieste, ejecutó con singular desempeño la Meditación de la ópera Thais, de J. Masenet y un Capricho de P. Locatelli. Al concluir su excepcional ejecución y en diálogo con la prensa, Degani elogió la experiencia de presentarse en Holguín.
“Estoy muy agradecido por esta invitación, es una experiencia que muy hermosa. He podido apreciar la calidad de la orquesta, a mi juicio está en óptimas condiciones y sobre todo me sorprendió la juventud de la inmensa mayoría de sus violinistas, es difícil encontrar músicos tan jóvenes que se desempeñen tan bien, eso no es común en Europa”, destacó L. Degani.
Walter, quien se ha convertido en un amigo imprescindible de la sinfónica holguinera reconoció el talento que una vez más demostró la orquesta y enfatizó que es un honor para él fomentar la colaboración entre Italia y Holguín en el campo de la música de concierto.
“Me siento muy complacido con esta nueva visita a Holguín que con tanto cariño y respeto siempre me recibe. Creo que la mejor manera de agradecerle a la ciudad es ofreciéndole momentos tan especiales como este concierto que a mi modo de ver disfrutamos todos juntos tanto los músicos como el público”.
Themel refirió que ya él y la orquesta están trabajando de conjunto en lo que se será su próxima visita a Holguín. Anunció que posiblemente para Marzo esté de vuelta en Holguín para montar otra ópera de la cual adelantó que será uno de los títulos de Donizzetti, la cual unirá nuevamente a la Orquesta Sinfónica de Holguín y al Teatro Lírico Rodrigo Prats, lo que hará realidad el empeño de montar un ópera cada año.
Walter tuvo a su cargo en Holguín la brillante apertura de la Semana de la Cultura Italiana en Cuba y tendrá también el alto honor y a la vez responsabilidad de cerrarla el próximo sábado 29 en el capitalino Teatro Martí donde tendrá a su cargo a la Orquesta Sinfónica Nacional compartiendo la batuta con el maestro Enrique Pérez Mesa en un concierto en el que actuarán como solistas el propio Lucio Degani, el maestro Frank Fernández al piano, además de la pianista holguinera Zaylí Escalona. (Foto del estreno de Cavalleria Rusticana bajo la dirección de Walter Themel)

martes, 18 de noviembre de 2014

Concluyó fiesta del canto lírico joven / JRP

La oncena edición del Concurso Nacional para Jóvenes Cantantes Líricos Rodrigo Prats, de Holguín cerró sus puertas este sábado con la entrega de sus premios, cuyo máximo galardón el Gran Premio Raúl Camayd, obtuvieron de manera compartida las sopranos Vilma Ramírez Álvarez, de Santiago de Cuba; y Laura Ulloa Hernández, de La Habana.
Tan importante premio les fue entregado a cada una respectivamente, por su gran dominio técnico, notable expresividad y el innegable refinamiento de sus ejecuciones; y por su elegante proyección escénica, rigor estilístico, así como sus excelentes cualidades vocales y expresivas, según consta en el acta del exigente jurado.
Dicho jurado, que presidió la mezzosoprano Concepción Casals Arriaza, directora del concurso y de la compañía anfitriona, el Teatro Lírico Rodrigo Prats, entregó el primer lugar al joven barítono holguinero Jorge Nelson Martínez González por su magnífico arsenal vocal y la frescura de sus interpretaciones, y decidió por unanimidad declarar desierto el segundo escaño.
El tercer lugar le fue conferido a la soprano María de los Ángeles Falcón Santana, mientras que el premio a la mejor interpretación pianística recayó en la pianista holguinera Anniela Maldonado. Así mismo se otorgó un reconocimiento especial a la pianista repertorista Ivón Rivero Díaz, de La Habana, así como la única mención otorgada fue para la soprano Dayana Hernández Lorente, la concursante más joven de los 14 intérpretes que compitieron en esta oncena edición.
Por su parte, entregaron premios diversas instituciones de la cultura holguinera y de manera especial la Embajada de la República de Italia en Cuba, la cual concedió el Premio por la mejor interpretación de un aria de ópera italiana, a la propia Vilma Ramírez, por su loable desempeño en “Piangete voi… Al dolce guidami castel natio”, de la ópera “Anna Bolena”, de Gaetano Donizetti, pieza que también la hizo ganar el Premio por la exquisita interpretación de una obra de extrema dificultad, otorgado por la UNEAC.
En tanto Laura Ulloa, del Teatro Lírico Nacional Gonzalo Roig, fue distinguida además con el Premio a la Revelación Artística que confiere la facultad de canto de la filial holguinera de la Universidad de las Artes; y con el Premio a la mejor interpretación de una romanza de zarzuela española, que entregó la Casa de Iberoamérica.
La Emisora Provincial Radio Angulo reconoció a Jorge Nelson Martínez por su interpretación de una romanza de zarzuela cubana, lauro que recibió por la ejecución de “Recordar es vivir”, de la zarzuela Amalia Batista, del maestro Rodrigo Prats, y ARTEX concedió su premio por la mejor selección del repertorio a la soprano María de los Ángeles Falcón.
El premio del Centro Provincial del Libro y la Literatura y de la Sociedad Cubana Amigos del Libro, que reconoce la mejor interpretación de una obra del maestro Rodrigo Prats, correspondió al barítono cienfueguero Yunior Medrano, por el muy bien logrado trabajo en la obra “Espero de ti”, título cuyo desempeño lo hizo acreedor también del premio que otorgó la EGREM, a la mejor interpretación de una canción cubana.
Previo a la entrega de los premios, a nombre del pueblo holguinero, la Dirección Municipal de Cultura otorgó a la reconocida soprano Gladis Puig, miembro del jurado, la condición de Hija Ilustre por su aporte al desarrollo del arte lírico en esta ciudad a la que según dijo emocionada, la unen lazos muy estrechos de hace más de medio siglo.
“No tengo palabras para expresar lo que siente mi corazón al declararme hija de Holguín, mi segunda ciudad, donde tengo inolvidables recuerdos y donde siempre se ha amado al canto lírico, gracias a la insoslayable labor de mi eterno amigo Raúl Camayd, el moro, y a su Teatro Lírico”, expresó Gladis en medio de una cerrada ovación después de recibir el reconocimiento del Consejo Provincial de las Artes Escénicas, el Teatro Eddy Suñol y de la UNEAC.
El XI Concurso para Jóvenes Cantantes Líricos, abrió la Temporada 52 Aniversario del Teatro Lírico Rodrigo Prats, y sin dudas esta edición superior a las más recientes, es el más genuino reconocimiento que puede recibir la compañía lírica de Holguín que este 16 de noviembre celebró su onomástico. Hasta el 2016 se despidió esta gran fiesta de la juventud lírica cubana./Foto: Cortesía de Juan Pablos Carreras.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Cerró sus puertas IBEROARTE 2014 / JRP


La XIII Feria Internacional de Artesanía IBEROARTE 2014, concluyó este 1 de noviembre con la entrega de sus premios y reconocimientos en medio de una gala de exquisito gusto con un exuberante set ubicado al centro del escenario de la Sala Raúl Camayd en el Teatro Eddy Suñol, set que fue fruto del ingenio de artistas participantes de la propia Feria.
El jurado, presidido por la diseñadora industrial Beatriz Rodríguez de la Rosa e integrado por los creadores Rafael Leyva Herrera y Dagoberto Drigs Dumois, decidieron por unanimidad otorgar el Gran Premio Iberoarte 2014 a la pieza “Campesinos Andinos”, lograda a partir del uso de la cerámica bizcochada policromada con pigmentos naturales, del artista artesano Virgilio Oré Chávez, de Perú —en la foto—, quien asiste por quinta ocasión a la feria holguinera.
Así mismo fueron entregados los premios en las diferentes técnicas de la creación artesanal. En textil fue laureada la holguinera Georgina Corpaz López, por su pieza “Meñique”, contenedor con tapa, tapizado con la técnica del parche; y en madera el premio lo recibió el artesano Osmani Reyes Alarcón, de esta ciudad, por su conjunto de objetos decorativo-utilitario.
Por su parte, en cerámica fue premiada la artesana holguinera Tania Calderón Suárez por su conjunto de ánforas torneadas, mientras que en desfile de moda, premio muy difícil de otorgar al decir del jurado, dada la calidad de las pasarelas que compitieron, el lauro favoreció a la holguinera Indira Abad Silva, por su colección Blanco Tropical.
Por último, también a Perú distinguió el premio en la categoría de misceláneas, lo obtuvo la creadora María Isabel Díaz Vilacapoma, por las piezas “Muñecas Artesanales del Perú”. El jurado además tuvo a bien entregar dos reconocimientos, al artesano Luis Manuel Bermúdez, autor de “Jardinería con cactus”, y al espectáculo “De voces y elegancia”, del diseñador Alejandro de la Torre, Gran Premio IBEROARTE 2012 y 2013.
Como parte de la gala de clausura a la que asistieron Marcia Agüero, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Julio Méndez Rivero, presidente de la UNEAC en la provincia, y Faustino Fonseca Perea, director provincial de cultura, la soprano Concepción Casals, directora del espectáculo presentó con excelentes propuestas artísticas al Ballet de Cámara de Holguín, al Teatro Lírico Rodrigo Prats y al Ballet de Lina Sanz.
Como propuesta especial de la noche, el reconocido diseñador Ismael de la Caridad, de La Habana, presentó fragmentos de su pasarela “Batas Cubanas”, mostrando al público holguinero la belleza y elegancia de esta prenda femenina, lucida en esta ocasión por modelos de las compañías Fantasía y la del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), y por Tatiana Zúñiga quien haciendo galas de su profesionalismo condujo el espectáculo.
Previo al cierre, Manuel Hernández, director de la filial holguinera del FCBC, hizo pública la convocatoria para IBEROARTE 2015, Feria Internacional de Artesanía que se desarrollará en la Ciudad de los Parques, entre el 16 de octubre y el 1 de noviembre del próximo año y que estará dedicada al vínculo entre tradición y modernidad en el trabajo artesanal. Foto: Cortesía de Amauris Betancourt.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Adelaida del Mármol distingue a Holguín / JRP

El XVI Premio Nacional de Poesía Adelaida del Mármol, que convocan de conjunto el Centro Provincial del Libro y la Literatura y el Centro de Desarrollo y Promoción Literaria Pedro Ortiz Domínguez, le fue otorgado este miércoles 29 de octubre en la sede de la UNEAC, al libro Señales de Humo, del poeta holguinero José Conrado Poveda Cruz.

Al decir del jurado que integraron los escritores María Lourdes Jacobo, de La Tunas, León Estrada, de Santiago de Cuba, y el poeta, periodista y ensayista Eugenio Marrón Casanova, presidente del mismo, el cuaderno premiado resulta un volumen de notable calidad.

“Un libro distinguido por la hermosura y el calado de su escritura, que sin apartarse de la contemporaneidad más atemperada y sin hacer concesiones a modas o a devaneos pasajeros, aborda lo universal, la identidad poética convertida en un conjunto literario armónico”.

El acta de premiación agrega que Señales de Humo es un texto en el que la poesía se sustenta en la memoria del poeta, los trabajos, los días, el amor, la amistad, la familia, los viajes, todo con un conocimiento que también demuestra la capacidad de lecturas poéticas desarrolladas por su autor, y sobre todo oficio, mucho oficio. “Es un libro que tiene una raigal contención”.

Para Poveda Cruz, recibir este premio es un gran honor, sobre todo por ser una obra muy holguinera. “Aborda las interioridades del holguinero común, su cotidianidad, en los poemas se ven reflejados lugares emblemáticos de la ciudad, también es un libro de dolor, pero sobre todo de esperanzas”.

Adelaida del Mármol Ballagas, holguinera de nacimiento, a pesar de su corta vida (1838 - 1857) a su temprana muerte dejó como legado una obra poética de gran calibre la cual trasciende hasta hoy, y se ubica en la cúspide del ámbito literario cubano.

El Premio Nacional de Poesía Adelaida del Mármol se entregó por primera vez en 1988, al poeta holguinero Alejandro Fonseca por el texto Testigos de los días. Entre los escritores que lo han obtenido sobresalen el avileño Roberto Manzano, el camagüeyano Jesús David Curbelo, el matancero Alfredo Zaldívar y los holguineros Lourdes González, Manuel García Verdecia y Luis Yuseff Reyes.

El Premio Adelaida del Mármol fue entregado como parte de la clausura del IX Coloquio Iberoamericano de Letras, que aconteció hasta el 29 de octubre en esta ciudad en el contexto de la finalizada vigésima edición de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana.

Durante las sesiones del Coloquio, el reconocido poeta y editor santiaguero León Estrada, presentó el libro Adelaida del Mármol feliz entre las flores, del sello Ediciones Holguín, monografía que acerca al lector a la vida y obra de esta esencial figura de la lírica cubana.

viernes, 24 de octubre de 2014

Fiesta de Iberoamérica en Holguín / JRP

Holguín acaba de abrir sus puertas a la XX Fiesta de la Cultura Iberoamericana, que desde hoy y hasta el próximo día 30 convertirá a la “Ciudad de los Parques” en capital cultural de Iberoamérica con la presencia de delegados de más de 20 países.
La connotada celebración cultural estará dedicada esencialmente a la Amazonía, teniendo como eje central: La sostenibilidad ecológica y cultural de nuestros pueblos, y a México como país invitado de honor, significó el Dr. Eduardo Avila Rumayor, presidente del Comité Organizador del evento.
La nación azteca junto a España, Canadá, Ecuador, Colombia y Puerto Rico son de las que más delegados aportan a la fiesta, número que asciende a 250 quienes participarán en los diferentes eventos de la cita, fundada hace dos décadas al calor del quinto centenario del descubrimiento de América.
Como cada año entre los principales espacios que integran el evento destacan el Congreso Iberoamericano de Pensamiento que sesionará en su novena edición y el Coloquio Iberoamericano de Letras, los cuales abrirán sus sesiones y debates este 26 de octubre en el Hotel Pernik y en la Casona de la UNEAC respectivamente.
Así mismo este propio día 26 iniciarán su trabajo las VII Brigadas Internacionales de Solidaridad las cuales en el transcurso de la fiesta visitarán comunidades ubicadas en los municipios de Rafael Freyre y Antilla.
También se integran al programa las muestras Iberoamericana de Artes Plásticas y la del Audiovisual Iberoamericano, las Ferias, de Tradiciones Campesinas y la Internacional de Artesanía Iberoarte 2014 que como antesala de la Fiesta inició el pasado 17 de octubre y se extenderá hasta el 3 de noviembre.
En el caso de Iberoarte, además del Recinto Ferial Expo-Holguín, su principal sede, la feria artesanal está presente en la Sala Principal del Centro Provincial de Arte y en las tiendas temáticas del Fondo Cubano de Bienes Culturales, institución organizadora del evento expositivo y comercial.
Como cada año, el día 25 se desarrollará el pasacalle inaugural que saldrá desde el Parque El Quijote hasta la Casa de Iberoamérica en el Parque San José, por esos días Plaza de Iberoamérica. A su vez destaca por su trascendencia la entrega el día 27 del Premio Nacional de Investigación José Manuel Guarch Delmonte.
El programa de la Fiesta Iberoamericana incluye exposiciones, recitales poéticos, conciertos, conferencias, presentaciones de libros, puestas de obras de teatro y de danza, espectáculos humorísticos, y la participación del movimiento de artistas aficionados.
Así mismo se realizará la tradicional visita a Cayo Bariay el día 28 para rememorar en esta ocasión el aniversario 522 del “Encontronazo”, que sucedió allí con la llegada del almirante Cristobal Colón a tierras americanas, y el día 29 los participantes de la Fiesta visitarán la costera Villa Blanca de Gibara, añeja ciudad bañada por las aguas del océano Atlántico.
Artistas e intelectuales de diversas partes del mundo se reunirán del 24 al 30 de octubre en la provincia de Holguín para desde aquí y en el contexto de la XX Fiesta de la Cultura Iberoamericana, alzar su voz a favor de la integración de los pueblos desde el legado de la cultura y el pensamiento. / Cartel de la Fiesta. Diseño: Liubert González Ricardo.

domingo, 12 de octubre de 2014

92 años tocando para los holguineros / JRP


El aniversario 92 de su fundación la Banda Provincial de Conciertos lo esperó tocando para su público, esta vez de manera especial en el Boulevard de la ciudad frente a la sede holguinera de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, organización a la que pertenecen la mayoría de sus músicos.
Todos recibieron el homenaje de las autoridades políticas, gubernamentales y del sector de la cultura, a nombre del pueblo holguinero, el que tras cada interpretación del concierto aniversario le entregó el más valioso reconocimiento, el aplauso que queda para siempre.
El variado programa de la noche lo dirigieron los maestros Emilio Sánchez, Daniel Sosa y Humberto Pino Hernández, director general de esta prestigiosa institución de la cultura holguinera. Al presentar el concierto Pino Hernández destacó que para dicha de los 74 músicos que componen la banda, recibieron este nuevo cumpleaños trabajando para su público.
El concierto, además de celebrar el advenimiento del aniversario 92 de la fundación de la banda, se convirtió en momento para librar la convocatoria del I Encuentro de Bandas Manuel de Jesús Leyva, a realizarse entre el 13 y el 17 de abril del 2015. El encuentro reunirá en Holguín a las 13 bandas municipales y a la Banda Provincial como anfitriona de la cita.
En diálogo con este blog, Pino explicó que para el próximo año también existe otro proyecto de significativa importancia, es que la Banda participará en la VII Muestra Internacional de Música Valenciana prevista desarrollarse en el mes de mayo.
Recientemente la Banda retomó sus habituales retretas dominicales en el Parque Calixto García y ahora los holguineros pueden apreciar su trabajo además en las Noches Holguineras donde ya el colectivo musical tiene un espacio más para encontrarse con el pueblo.
Más allá de la alegría que entraña la celebración, la Banda Provincial de Conciertos sigue esperando por la reapertura de su sede, ubicada frente al Parque Carlos Manuel de Céspedes —San José—, local que hace más de una década atraviesa por una situación de notable deterioro constructivo.
“Creo que diez años es demasiada espera, la banda en este tiempo ha demostrado que sí se puede a pesar de las dificultades que tenemos que enfrentar entre estas la falta de un vestuario adecuado y de asientos que brinden mayor confort a los músicos para tocar, sin un local apropiado para desarrollar nuestros ensayos”, dijo Pino Hernández.
“Pero nuestro mayor problema es que después de diez largos años aún no hay una solución para nuestra sede. Sabemos que existen dificultades materiales pero en este tiempo uno mira alrededor del local de la banda y aprecia que ha habido una voluntad de trabajo en otros lugares e instituciones, yo entiendo cualquier explicación que se me pueda dar pero creo que en estos diez años ha faltado una voz que diga ¡Sí se puede reparar la sede de la banda!”.

viernes, 3 de octubre de 2014

La cultura tiene que ser para crecer / JRP


Que además de entretener y alegrar fomente valores y haga crecer espiritual e intelectualmente a las personas están entre los principales retos que tiene hoy el trabajo de la cultura, así quedó patentizado en un encuentro que sostuvo este jueves en Holguín, Julián González Toledo, ministro del ramo con los principales directivos del sector en el territorio.
Encuentro que resultó de gran provecho para conocer interioridades de la labor cultural en cada municipio, para hablar a “camisa quitada”, sin “muelas” y como lo exigen estos tiempos, poniéndole nombre y apellido a cada problema que afecta la actividad cultural.
Una cita que puede tomarse como punto de partida y de reflexión, intensa y enérgica en el sentido de orientar el rumbo que debe seguir la cultura como opción de incalculable valor para el desarrollo social de los cubanos. Un intercambio de más de cuatro horas de duración, muy saludable para todas las partes involucradas, los encargados de dirigir, los artistas y sobre todo el público que recibe el producto artístico.

¿Ministro qué tiene de novedoso este tipo de encuentro?

Esta es una reunión absolutamente de trabajo, empezamos por Holguín y vamos a continuar durante octubre y noviembre en el resto del país. Persigue el objetivo de revisar la programación, sobre todo tratando de profundizar en la calidad de lo que se está haciendo y cómo se está coordinando para que se programe lo mejor, pero sobre todo viéndole la cara a los responsables de lo que se programa, que son los directores municipales y los directores de instituciones. Yo creo que es una manera de llamar la atención sobre algo cardinal, fortalecer el pensamiento colectivo en la gestación de los procesos culturales. Una persona no puede seguir definiendo qué agrupación se presenta, qué obra de teatro o de danza sube a escena, qué libro se lanza, primero porque puede dar lugar a ser muy malo para el arte y segundo porque podemos estarle dando a la gente lo que presuntamente le gusta y no lo que le hace falta en términos de crecimiento espiritual y eso es una discusión que iniciamos pero que lógicamente no se va a resolver en una sola reunión, nos parecía importante empezar estos encuentros por Holguín precisamente por la tradición que hay aquí en el trabajo cultural.

¿Cómo lograr que la cultura ofrezca un producto auténtico en medio de un panorama económico que se está reorganizando y sobre todo cuando las instituciones culturales carecen de algo tan elemental pero imprescindible que es la energía eléctrica?

El reto de la cultura ha sido siempre, y nunca en ninguna sociedad el artista ha tenido todo lo que aspira para generar su obra, yo creo que lo más importante que tenemos en Cuba es justamente el talento de nuestros creadores que se han formado en más de cincuenta años de Revolución, y lo que tenemos que hacer es buscar el espacio para la confrontación de la obra de esos artistas o intelectuales. Puede suceder que algunas instituciones culturales tengan afectaciones eléctricas, pero para eso está el trabajo de los directores municipales y de las propias instituciones, ellos están en la obligación de discutir ese tema con el gobierno, pero te repito, lo más importante es que nosotros tememos al artista que es lo que más falta hace y de lo que carecen muchos países, los recursos se pueden resolver ya sea a corto, mediano o largo plazo. El secreto de solucionar estos problemas está en la capacidad de organizarse, muchas veces no hace falta ir a un teatro para disfrutar de una buena obra, el teatro callejero es una opción con alto nivel estético, pero eso sí, lo más importante de todo es que los organizadores determinen que lo que más vale y brilla es lo que se va a poner tanto del talento aficionado como del profesional.

En estos momentos en que el país reorganiza su economía, hasta qué punto la cultura puede ser rentable o no.

Vamos a partir de que la cultura es el sostén de la nación y eso no es un eslogan, la cultura tenemos que verla como una inversión, cada cosa que se hace en función de la cultura es una inversión que se hace en función de la población que la recibe y de la sociedad, de ahí que entonces si debemos ser muy celosos con aquello que sustentamos económicamente desde la cultura. Tenemos que tener presente siempre la visión de Fidel y de Raúl, que trabajar en el desarrollo cultural es precisamente trabajar en el sostén de la sociedad, y a mi modo de ver, la cultura es la variante más barata que tiene el país para sostener el espíritu de nuestra gente.

Ministro en el encuentro usted hizo énfasis en que hay que hacerle frente a lo banal, ¿cómo enfrentar lo burdo, la contracultura cuando las mayorías lo prefieren?

Yo no creo que las mayorías prefieren lo banal, cada persona tiene su propia visión de la cultura, lo que pasa es que Cuba no está ajena a lo que sucede en el mundo donde los medios de comunicación los manejan las principales trasnacionales de la información que con su dinero imponen determinados gustos, pero te puedes encontrar aquí mismo en Holguín que aparte del gusto que pueda haber por aquello que no es un producto cultural auténtico y bello, también hay un público numeroso que prefiere el teatro experimental, que disfruta con las puestas del Teatro Lírico o con los conciertos de música sinfónica que no es un arte de multitudes, esa siempre será una contradicción, pero los que organizan la programación cultural tienen que constantemente tener en cuenta que es lo que puede ser para una multitud, qué se le va a proponer a otro sector que tiene otra visión de la cultura y el arte y qué pueda estar apareciendo de manera emergente que pueda estar en la necesidad de captar nuevos públicos, lo que sí nosotros tenemos que apostar es porque el dinero que tengamos sea poco o mucho se concentre en las cosas de buen gusto, esa es una lucha que tiene que generar el sector de la cultura convirtiéndose en un asidero, en una especie de oasis para promover lo que es bueno y lo que aporta y la persona irá dilucidando que es lo que le puede interesar.

¿Cómo valora usted el actual trabajo de la cultura en Holguín?

Holguín tiene un fuerte sistema institucional, tiene fuertes tradiciones pero con la Revolución se fueron incorporando nuevas expresiones artísticas, el movimiento lírico que tiene a ese padre que es Raúl Camayd, Codanza que indiscutiblemente ha contribuido a la formación de un público amante de este género y de un movimiento danzario muy importante que incluye el ballet clásico y al folclor. Los teatristas también tienen un trabajo descollante, el peso que tienen la plástica y la literatura, la música, todo eso está sedimentado, pero cuando se tienen cosas buenas se tiene la obligación de dar cosas mejores a la altura de una provincia que tiene un público muy conocedor, algo que han logrado los artistas, y es justamente a lo que estamos refiriéndonos con que debemos potenciar lo auténtico y para eso es esta reunión, para poner el dedo sobre la llaga y que lo que anda mal cambie el rumbo. Creo que hay que potenciar la casa de cultura como institución clave del trabajo artístico del territorio, esta es la única institución que trabaja para todas las edades y con todas las expresiones artísticas, de ahí que se debe atender especialmente a las casas de cultura.

¿Finalmente, cuáles serían las principales perspectivas de trabajo que tiene la cultura para el ya cercano 2015?

Lo más importante es fortalecer el trabajo institucional en medio de un contexto económico difícil y de cambios ingentes y necesarios, y por tanto para para utilizar eficientemente los recursos que el estado pone en nuestras manos hay que buscar la manera de fortalecer el papel de la institución, de los que dirigen, la organización, el pensamiento colectivo, el respeto al artista, escuchar sus propuestas, sus ideas, polemizar, intercambiar y que esto nos permita concebir una programación que dada su diversidad se vea beneficiada la mayor parte de la población, yo creo que más que una perspectiva de trabajo es un reto fundamental, y lógicamente, ir contribuyendo a ser sostenible el proyecto cultural de la Revolución que es una gran responsabilidad de los que trabajamos en el sector de la cultura.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Hasta Septiembre del 2015 / JRP.

Por todo lo alto cerró las cortinas la gran fiesta de la danza en que se convirtió la temporada XXII Aniversario de Codanza, que inició el pasado día 10 de septiembre y concluyó este domingo 28 con una excepcional función que ofreció la compañía Danza Contemporánea de Cuba en el Teatro Eddy Suñol.
El programa de las dos presentaciones incluyó la puesta de Sombrisa, del coreógrafo israelí Itzik Galili, la muy tierna pieza C. C. Canillitas, del cubano Jorge Abril, y El Cristal, controvertida pieza de Julio César Iglesias, el más reciente estreno de la compañía habanera.
Cada una de las coreografías recibió la ovación del público holguinero, el mejor regalo que pudo recoger aquí la compañía madre de la danza contemporánea cubana a propósito de su 55 cumpleaños, según destacó a la prensa su director, el maestro Miguel Iglesias.
Siguiendo la tradición de venir a Holguín cada año celebrar su onomástico junto con el de la anfitriona Codanza, pues ambas cumplen el 25 de septiembre, Danza Contemporánea ya es esperada por el público holguinero que saluda tan hermosa deferencia.
Ocasión especial para disfrutar de las espléndidas creaciones de esta compañía cubana reconocida por su extraordinaria labor a favor de la danza en el mundo entero. Parte de su colectivo ofreció este lunes 29 una clase magistral en la Escuela Vocacional de Arte Raúl Gómez García.
Entre aplausos y gritos de ¡Bravo! se despidió Danza Contemporánea de Cuba de Holguín, dejando en pie su firme propósito de regresar en septiembre del 2015 para celebrar junto Codanza sus respectivos aniversarios, y hacerlo en medio de la que será la segunda edición del Concurso Internacional de Atlántico Norte Grand Prix Vladimir Malakhov. / Foto: Cortesía de Heidi Calderón.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Veintidós años danzando / JRP

Fuerza, Vitalidad y Destreza es el eslogan que desde su fundación el 25 de septiembre de 1992 sigue como huella de la compañía holguinera Codanza que en estos momentos celebra su temporada XXII Aniversario, cita que abrió las cortinas el pasado día 10 con la presentación de reconocidos colectivos del país.
Danza Espiral, de Matanzas y Danza del Alma de Santa Clara junto al Ballet de Cámara de Holguín y Codanza como anfitriona, abrieron con varias funciones concierto, una verdadera fiesta de la danza que continuó a partir del día 15 con la primera edición del Concurso Internacional de Danza del Atlántico Norte Grand Prix Vladimir Malakhov.
La mismísima presencia del célebre bailarín ucraniano ya fue un excepcional regalo para este cumpleaños de Codanza, e indiscutiblemente la presencia en Holguín de casi una veintena de compañías a propósito del certamen, fue más que una oportunidad de lujo tanto para bailarines como para el público.
Danza Contemporánea de Cuba, Danza Fragmentada, de Guantánamo, Retazos y Ebony, de La Habana, el Ballet de la Televisión Cubana y el Ballet de Camagüey, Tiempo, de Bayamo y Ad Livintum, de Santiago de Cuba, subieron al escenario de la Sala Raúl Camayd del Teatro Eddy Suñol.
Se sumaron además a la fiesta danzaria probando y enalteciendo la calidad de la escuela cubana de esta especialidad, estudiantes del Instituto Superior de Arte, de la Escuela Nacional de Ballet y de Escuela Profesional Vicentina de la Torre, de Camagüey, todos al concursar bailaron para Codanza y los holguineros.
Cómo fue aquel momento fundacional de Codanza lo rememora la primera bailarina, maestra y coreógrafa Vianki González. “Creo que hay que empezar recordando que Codanza nació a partir de un proyecto de la maestra Maricel Godoy, todos los fundadores éramos profesores de la Vocacional de Arte Raúl Gómez García”.
El proyecto primeramente formó parte de la Asociación Hermanos Saíz y luego pasó a ser del Consejo Provincial de las Artes Escénicas. “Al principio todo fue muy difícil pues no teníamos ni siquiera una sede, recuerdo que lo mismo ensayábamos en el Gabinete Caligari, en el Museo La Periquera, en la Casa del Ballet, en un local en la barriada de Matamoros al oeste de la ciudad, pero así y todo éramos felices porque estábamos haciendo lo que nos gustaba”.
Entre los fundadores de Codanza figuran su madre y directora la bailarina, profesora y coreógrafa Maricel Godoy, los bailarines Wilber Pérez, Rosario Arencibia, Gilberto Pérez, la propia Vianki González y el productor José Miguel Ricardo, quien le puso el nombre a la compañía.
En aquellos primeros tiempos de trabajo tanto los bailarines, el público y en particular su directora, recuerdan con especial cariño los primeros montajes de Codanza, la mayoría de Godoy, entre estos, Ritual, Modos y maneras, Canon y Silla, y Reflejo, luego vinieron otras coreografías emblemáticas en el repertorio de la compañía.
Año Cero, Pasajera la lluvia, Muerte prevista en el guión, El banco que murió de amor, Imagen en el lente, Todo de mí, La memoria del pez, Interiores, Memoria Fragmentada y Superficie Insular, estos tres últimos títulos correspondieron al bailarín y coreógrafo mexicano Aldo Siles.
Muchas de esas coreografías emblemáticas fueron interpretadas por los fundadores con una nueva generación que llegó y siguió elevando el nivel de la compañía, haciéndola trascender en el panorama cubano de la danza contemporánea. Generación que entre otros integraron los bailarines Dianko Carralero, Nelson Reyes, Manuel Estévez, Karel Marrero y la villaclareña Mayelín Velázquez.
Múltiples son los premios que avalan la brillante labor de este colectivo entre estos, los más importantes que otorga el movimiento danzario cubano en encuentros como el Habana Vieja Ciudad en Movimiento, Danzandos de Matanzas y Solamente Solos, fundado en Holguín entre otros, además de los lauros alcanzados en certámenes internacionales.
Mucho habría qué hablar del trabajo de Codanza en estos primeros 22 años de arduo quehacer a favor de la danza, baste con referir que para orgullo de los holguineros se ubica entre los tres mejores colectivos de su tipo en el país; que con ese sello tan propio reconocido por afamados maestros de la danza, ha llevado la danza cubana al mundo.
Luego de sus más recientes estrenos, Happy Ending y Nada del bailarín y coreógrafo holguinero Norge Cedeño, perteneciente a Danza Contemporánea de Cuba, Codanza inició la organización del I Concurso Internacional de Danza del Atlántico Norte Grand Prix Vladimir Malakhov en el que tres de sus bailarines se alzaron con premios.
Ahora para seguir el ritmo de esta fiesta de la danza que llega con el noveno mes del año, comparten con Danza Contemporánea de Cuba mientras organizan el viaje que próximamente realizarán a Viena, Austria donde integrantes de la compañía impartirán talleres de bailes cubanos populares y de danza contemporánea y que concluirá con el montaje de un espectáculo folclórico, según destacó a la prensa la primera bailarina, maestra y coreógrafa Vianki González.
Para el 2015 ya se avizoran proyectos de notable relevancia como el montaje que hará con la compañía el bailarín y coreógrafo guantanamero Joél Rodríguez, de Danza Fragmentada, como resultado del premio que le otorgara Codanza a éste en el Grand Prix Vladimir Malakhov, lauro que incluye montar una obra con la compañía para estrenarla en la segunda edición del evento.
Entre los trabajos futuros también destacan las coreografías que asumirán varios integrantes de Codanza, participar en concursos con obras que ya están montadas y conformar un espectáculo que viajará a Alemania entre otras propuestas que irán llegando en el camino, además de su habitual participación en el sistema de festivales y eventos de la provincia.
Veintidós años después de su fundación Codanza, de la mano de su madre Maricel Godoy quien sueña con convertir a Holguín en la capital cubana de la danza, sigue haciendo realidad el eslogan con que nació, Fuerza, Vitalidad y Destreza, así lo patentiza su hoy joven colectivo de bailarines en cada puesta que sale al escenario./Foto: Cortesía de Juan Pablo Carreras.

martes, 23 de septiembre de 2014

Se acerca la Fiesta Iberoamericana / JRP


En un encuentro dirigido especialmente a la prensa, la Casa de Iberoamérica en la persona de su director el Dr. En ciencias Eduardo Ávila Rumayor, ofreció una detallada explicación de lo que será la XX Fiesta de la Cultura Iberoamericana, a celebrarse en Holguín del 24 al 30 de octubre próximo.
La connotada celebración cultural estará dedicada esencialmente a la Amazonía, teniendo como eje central: La sostenibilidad ecológica y cultural de nuestros pueblos, y a México como país invitado de honor, significó el presidente del Comité Organizador del evento.
La nación azteca junto a España, Canadá, Ecuador, Colombia y Puerto Rico son de las que más delegados hasta la fecha han confirmado su asistencia, número que ya asciende a 135 de los 250 que deben participar en la cita fundada hace dos décadas al calor del quinto centenario del descubrimiento de América.
Como cada año entre los principales espacios que integran el evento destacan el Congreso Iberoamericano de Pensamiento que sesionará en su novena edición, el Coloquio Iberoamericano de Letras y las VII Brigadas Internacionales de Solidaridad.
También se integran las muestras Iberoamericana de Artes Plásticas y la del Audiovisual Iberoamericano, y las Ferias, de Tradiciones Campesinas y la Internacional de Artesanía Iberoarte 2014 que como antesala de la Fiesta iniciará el 17 de octubre y se extenderá hasta el 3 de noviembre.
En el caso particular de Iberoarte, Ávila Rumayor puntualizó que además del Recinto Ferial Expo-Holguín, su principal sede, la feria artesanal estará presente en la Sala Principal del Centro Provincial de Arte y en las tiendas temáticas del Fondo Cubano de Bienes Culturales, institución organizadora del evento expositivo y comercial.
Respecto al programa de la Fiesta Iberoamericana, explicó que más allá de la inauguración de exposiciones, recitales poéticos, conciertos, presentaciones de libros, puestas de obras de teatro y de danza, el evento celebrará acciones que marcan la tradición.
Como cada año, el día 25 se desarrollará el pasacalle inaugural que saldrá desde el Parque El Quijote hasta la Casa de Iberoamérica en el Parque San José, por esos días Plaza de Iberoamérica. A su vez destaca por su trascendencia la entrega el día 27 del Premio de Investigación José Manuel Guarch Delmonte.
Así mismo se realizará la tradicional visita a Cayo Bariay el día 28 para rememorar en esta ocasión el aniversario 522 del “Encontronazo”, que sucedió allí con la llegada del almirante Cristobal Colón a tierras americanas, y el día 29 los participantes de la Fiesta visitarán la costera Villa Blanca de Gibara, añeja ciudad bañada por las aguas del océano Atlántico.
Artistas e intelectuales de diversas partes del mundo se reunirán del 24 al 30 de octubre en la provincia de Holguín para desde aquí y en el contexto de la XX Fiesta de la Cultura Iberoamericana, alzar su voz a favor de la integración de los pueblos desde el legado de la cultura y el pensamiento.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Hasta el Grand Prix Vladimir Malakhov 2015 / JRP


Con la entrega de sus premios y reconocimientos especiales cerró sus cortinas este último jueves la primera edición del Concurso Internacional de Danza del Atlántico Norte Grand Prix Vladimir Malakhov en el que participaron más de medio centenar de bailarines de unas 16 compañías de casi todas las provincias del país, más Danza Nacional de México como primer participante internacional.
Durante las primeras cinco jornadas, dedicadas a festejar el aniversario 22 de Codanza, el escenario de la Sala Raúl Camayd, del Teatro Suñol, recibió a las compañías Danza Espiral, de Matanzas, Danza del Alma de Santa Clara, el Ballet de Cámara de Holguín y en especial a la anfitriona de la cita.
Del 10 al 14 todos estos colectivos protagonizaron una gran fiesta de la danza que el público holguinero disfrutó con notable beneplácito, funciones que dieron paso el lunes 15 a la competenciadel certamen, justa que en sus tres rondas valoró más de una treintena de propuestas optando por el Grand Prix de interpretación y el premio a la mejor coreografía.
Todas las agrupaciones anteriormente mencionadas más Danza Contemporánea de Cuba, Danza Fragmentada, de Guantánamo, Retazos y Ebony, de La Habana, el Ballet de la Televisión Cubana y el Ballet de Camagüey, Tiempo, de Bayamo y Ad Livintum, de Santiago de Cuba participaron con una gran variedad de montajes.
Lo hicieron además bailarinas, bailarines y estudiantes del Instituto Superior de Arte, de la Escuela Nacional de Ballet y de Escuela Profesional Vicentina de la Torre de Camagüey quienes demostraron con creces la alta calidad con que se forman los futuros artistas en la escuela cubana de danza.
En cada vuelta de la competencia recibieron prolongadas y cerradas ovaciones coreografías como Las cosas que se ocultan, del maestro Ernesto Alejo, de Santa Clara, Grosso, de Lilian Padrón, directora de Danza Espiral de Matanzas, Faltas, de Lázaro Batista Burunate y Andreas Tacuri, Equilibrium, creada por Carlos J. Martínez peña, e Inopia, de Ariel Hernández Chávez.
Estas, junto a otras siete coreografías resultaron las obras finalistas del concurso, cuyos lauros recibieron Non de Osnel Delgado y Lisbeth Saad Godoy, de Danza Contemporánea de Cuba, interpretada por la propia Lisbeth Saad quien hizo una excepcional caracterización de la cantante francesa Edith Piaf, desempeño que le confirió el Grand Prix Vladimir Malakhov.
También a decisión del bailarín Vladimir Malakhov igual lauro recibieron de manera compartida los bailarines de Codanza, Carlos Alberto Carbonell Grasso y Yeison Ortiz Zaldívar, por su interpretación de la coreografía Pasajera la lluvia, de Nelson Reyes; uno de los títulos más emblemáticos del repertorio de la Compañía holguinera.
El Premio a la Mejor Coreografía, que otorgó la bailarina, profesora y coreógrafa Maricel Godoy, directora del certamen y de la compañía Codanza a nombre de su colectivo, lo recibió Joel González Rodríguez, por su título Estáticos, obra interpretada junto al bailarín Yoel González Rodríguez, de Danza Fragmentada.
La disposición de sumar un segundo Grand Prix al único que fue convocado, al igual que la de otorgar cuatro reconocimientos especiales, fue el resultado de la calidad apreciada en las audiciones previas al desarrollo de la competencia, según afirmó Vladimir Malakhov, “La belleza y la limpieza técnica conque cada uno de los más de 70 bailarines audicionó nos llevó a decidir que todos concursaran”, destacó la gran estrella.
Los cuatro reconocimientos especiales los recibieron Cordero, coreografía de Aurelio Planes, interpretada por Álvaro Yoel González Prades, de Danza Fragmentada; y Cancionero, del propio Ernesto Alejo, cuyo desempeño tuvo a su cargo el bailarín Jorge Pausant Martínez, de Danza del Alma, dos de los más aplaudidos por el público.
A la exigente coreografía De ti…De mí, montaje de Yeison Ortiz, interpretada por Elizabeth Mendoza Cruz, de Codanza, y la muy vistosa Cuerpo prestado, de Libety Martínez Pino, del Ballet de la Televisión Cubana, correspondieron los otros dos reconocimientos especiales acompañados de trofeo y diploma acreditativo.
Cada premio dispuso de un monto metálico en moneda libremente convertible, y en el caso del Grand Prix, lo acompañó una pieza del maestro Cosme Proenza y al de coreografía, una pintura de Nelson Domínguez y la posibilidad de montar una pieza coreográfica a la compañía Codanza.
Si bien el fallo del jurado es inapelable, no es incuestionable por lo que es preciso referir que para ingrata sorpresa del público holguinero, en primera instancia, para la prensa y para los propios concursantes, el bailarín Nicolai Almeida Kan, de Danza del Alma, el más ovacionado de todos los participantes, no recibió ningún reconocimiento, a pesar de su magistral interpretación de Las cosas que se ocultan.
Posterior a la gala de premiaciones, el célebre bailarín ucraniano Vladimir Malakhov, fuente inspiradora de esta relevante cita, en medio de aplausos agradeció a la ciudad, en particular a todos los que contribuyeron con la calidad del Concurso, y en especial a los concursantes y al público, dijo sentirse triste por la despedida pero muy feliz porque ya está pensando en su regreso previsto para septiembre del 2015.
Atrás quedaron las muy bien acogidas clases magistrales, los provechosos encuentros entre los bailarines de las diferentes compañías, los conversatorios, las funciones concierto y la fraternal competencia. Desde ahora inicia la organización de la segunda edición de esta gran fiesta de la danza cuya convocatoria incluirá la modalidad de concursar en colectivos, según anunció Malakhov.
Como afirmó el empresario de la danza Paul Seaquist, manager de V. Malakhov y uno de los directivos del Festival al cierre de la última noche, “nos despedimos con la gratitud del cariño de todos ustedes y sabiendo que vamos caminando hacia ese noble sueño de convertir a Holguín en la capital de la danza no solo de Cuba sino de América Latina”./Foto: Cortesía de Heidi Calderón.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Construyamos esta gran fiesta de la danza / JRP

Con una cerrada ovación recibió el público holguinero al célebre bailarín ucraniano Vladimir Malakhov quien según confesó a la prensa se siente muy a gusto de regresar a Holguín y sobre todo ver hecho realidad lo que prometió al concluir su primera visita a nuestra ciudad en diciembre de 2013. “Regresaré el año que viene para hacer aquí una gran fiesta de la danza”.
Y así fue, justamente nueve meses después, nació el Concurso Internacional de Danza Grand Prix Vladimir Malakhov en el contexto de la temporada por el aniversario 22 de la compañía Codanza, colectivo anfitrión de la cita en la que bailan agrupaciones del prestigio de Danza Espiral, de Matanzas, Danza del Alma, de Santa Clara, Danza Fragmentada de Guantánamo y el Ballet de Cámara de Holguín entre otras.
Sin escatimar el cansancio físico de un largo viaje desde el lejano Tokio hasta Holguín, Malakhov con esa sencillez que por lo general caracteriza a hombres de su grandeza, accedió al diálogo que no podía iniciar de otra manera que preguntándole qué significa para él que la ciudad le abra sus brazos y lo acoja con singular calidez.
“Es un inmenso honor y me provoca gran alegría estar nuevamente en Holguín, yo también abro mis brazos para la ciudad y para todos los holguineros. Creo que es una oportunidad especial para modestamente apoyar el arte y en particular el movimiento danzario cubano desde esta ciudad del oriente de Cuba”.

¿Qué representa para usted ver hecho realidad lo que el año pasado prometió a los holguineros?

Empeñé mi palabra y aquí estoy cumpliendo con lo prometido, haciendo realidad este noble sueño, no hay nada más sagrado que la palabra de un hombre, y esto es solo el comienzo, todavía hay mucho que hacer y paso a paso quisiera contribuir a que Holguín se convirtiera en la ciudad cultural de Cuba.

¿Con qué expectativas llegó a Holguín y cómo ha visto esta gran fiesta de la danza?

Desde mi llegada a la ciudad me encontré con esta fiesta como tú la llamas y para mí ha sido maravilloso. Las arduas jornadas de audiciones para el concurso que debieron ser agotadoras por la cantidad de obras y bailarines que tuvimos que valorar, se convirtieron en horas de profundo disfrute, me emociona mucho ver el talento de estos muchachos tan jóvenes, por eso, el jurado que con orgullo presido y que integran mi representante, traductor y productor de danza, Paul Seaquist, de Chile y la maestra Maricel Godoy, directora de Codanza, quienes dirigimos este concurso, decidimos que los más de 70 bailarines y coreografías adicionados pasaran en su totalidad a la competencia. Llegué a Holguín con grandes expectativas pero sin dudas tanta belleza las ha superado con creces, especialmente luego de ver cada obra.

¿Entraña algún compromiso que este concurso lleve su nombre?
Por supuesto, pero más que compromiso que de hecho es una gran responsabilidad para mí entraña un inmenso honor. Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para no defraudar a todos los que creyeron en este sueño que hoy es una realidad, desde los bailarines, los maestros, el personal técnico de las salas, las autoridades de cultura y del gobierno, pero sobre todo para quedar bien con ese público que tantas muestras de cariño y respeto me brinda y yo recibo con mucho amor.

Constantemente ha elogiado lo que tanto el concurso como las funciones conciertos que acontecieron entre el 10 y el 14, le permitieron ver, cómo valora las propuestas presentadas.

Me he quedado maravillado, cuando hablamos de arte siempre habrá mucho que hacer y decir, pero realmente estoy muy complacido con la calidad de lo que ha asistido a esta primera edición del concurso y del desempeño que demostraron cada una de las compañías que antecedieron la competencia. Creo que los bailarines tienen un trabajo excepcional, y eso dice mucho de la calidad con que los forma la escuela cubana de danza y ballet, cada función así lo demuestra.

Ya inició el Concurso como tal, cómo valora la primera jornada.

Estoy impresionadísimo y muy feliz, pero de alguna manera me siento contrariado pues me gustaría premiar a todos los concursantes y de tal forma tal vez para el próximo año agreguemos más categorías a la competencia, de hecho para esta edición después de las audiciones tomamos la determinación de agregar dos reconocimientos más al Grand Prix y al Premio de Mejor Coreografía, también pensamos que para ediciones venideras sea provechoso ver competir a compañías enteras. A propósito de esto quiero agradecer a los maestros Cosme Proenza de Holguín y Nelson Domínguez de La Habana por el aporte que con su obra han hecho para los premios que entregaremos.

¿Qué le quisiera decir a los bailarines, a los maestros que están aquí en Holguín, y sobre todo a ese público que viene a verle a usted y a disfrutar de esta gran fiesta de la danza?

Por favor vengan y sigan viniendo, hagamos entre todos un nuevo mundo para el ballet, unamos nuestra manos y construyamos entre todos desde Holguín esa gran fiesta de la danza con que sueña cada bailarín. / Foto: Cortesía de Heidi Calderón.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Abrió las cortinas gran fiesta de la danza en Holguín / JRP.


Con una muy bien lograda función en la Sala Raúl Camayd del Teatro Comandante Eddy Suñol, protagonizada por la compañía anfitriona Codanza, el Ballet de Cámara de Holguín y las invitadas Danza del Alma, de Santa Clara, y Danza Espiral, de Matanzas, descorrió este miércoles sus cortinas una gran fiesta internacional de la danza en la Ciudad de los Parques.
Así inició la celebración del Concurso de Danza del Atlántico Norte Grand Prix Vladimir Malakov, relevante cita con la que abre la Temporada Codanza, celebración principal por el aniversario 22 de la fundación de este prestigioso colectivo de la danza moderna en Cuba.
Además de bailar para el público holguinero que desbordó la sala principal del “Suñol”, los bailarines de las cuatro compañías hicieron galas del excelente dominio de la técnica ante los participantes cubanos y extranjeros, entre ellos reconocidas personalidades de la danza de la isla.
Entrenamientos, funciones conciertos, talleres de coreografía, estrenos y espacios teóricos forman parte del programa de esta temporada en la que sobresalen las clases magistrales que impartirá el excepcional bailarín ucraniano Vladimir Malakov quien junto al productor y manager danzario chileno Paul Seaquist representante de la estrella internacional, otorgarán el Grand Prix Vladimir Malakov, máximo galardón del concurso.
Otro premio de notable relevancia a otorgar por el certamen que inicia el día 15 de septiembre es el que se conferirá a la mejor coreografía, cuya elección la tendrá a su cargo la compañía anfitriona Codanza encabezada por su directora la profesora, bailarina y coreógrafa Maricel Godoy, directora de esta jornada especial de la danza.
Además de Malakov, también impartirá una clase magistral de ballet clásico la reconocida bailarina y coreógrafa Regina Balaguer, titular del Ballet de Camagüey, mientras que las clases magistrales de danza contemporánea las ofrecerán la experimentada maestra Lilian Padrón, directora de Danza Espiral, el maestro Ernesto Alejo, director de Danza del Alma, y el bailarín Yeison Ortiz, de Codanza.
Con aplausos que estremecieron la sala principal del Teatro Eddy Suñol, reconocimiento del público al virtuosismo de las compañías que bailaron, quedó abierta esta temporada-concurso que se extenderá hasta el próximo domingo 18 de septiembre cuando se conocerán los grandes reconocimientos que entregará esta gran fiesta de la danza.

martes, 19 de agosto de 2014

El gran espectáculo del Carnaval / JRP.


Indiscutiblemente uno de los principales atractivos del carnaval holguinero continúa siendo el desfile de paseos, carrozas y comparsas, motivo por el cual éste tiene que proponer un espectáculo a la altura de lo que esperan las miles de personas de todas las edades que durante las fiestas carnavalescas van a disfrutar de este hecho artístico.
A nuestro juicio, el de otros colegas y principalmente del mayor protagonista, el público, el desfile de esta ocasión que una vez más tuvo como escenario la Avenida de los Libertadores, menguó como propuesta artística si lo comparamos con los de años anteriores cuya belleza y calidad de manera general ha sido superior.
No obstante el espectáculo que contó con una nueva dirección artística la cual asumió el director Carlos López, quien reconoció ante la prensa la envergadura de esta tarea, dio lugar a la fraternal competencia y por ende a la entrega de premios y reconocimientos en su tercera y última noche.
En la categoría de carrozas, la de los organismos de cultura y transporte, se alzó con el Gran Premio del Desfile, el premio de la prensa, el de mejor de diseño y el de mejor dirección artística que validó el talento de su director Víctor Osorio Zaldívar.
El primer lugar fue para la carroza del Ministerio de Energía y Minas la que también obtuvo el permio al mejor vestuario, por su parte el segundo lugar lo recibió la carroza de la empresa de materiales de la construcción y respectivamente fueron reconocidas con sendas menciones las de la FEEM y la FEU.
En comparsas la de Vista Alegre repitió con el primer lugar así como los premios al espectáculo más integral, al de mejor coreografía, y al de mejor percusión, en tanto en la categoría de paseos el Alegre Juventud quedó en primer lugar y el de la Marqueta en segundo.
En materia de espectáculo somos del criterio que traer a nuestro desfile propuestas artísticas del muy bien reconocido carnaval de Santiago de Cuba, es algo que le ha conferido notable lucidez lo que en esta ocasión no se logró al mismo nivel con la presencia de invitados de la provincia de Camagüey.
Entre las novedades del Paseo 2014 destacaron si bien por lo nuevo no así por su calidad los hombres carroza y el paseo Los Llaneros. En el caso de las carrozas humanas fue una saludable iniciativa que para próximas ediciones deberá ser más atractiva en cuanto al diseño de las carrozas y al desempeño de los hombres que la manejan.
Respecto a Los Llaneros deberá mejorar mucho como propuesta en sentido general. El surgimiento de este paseo nos llamó particularmente la atención pues nació en medio del reajuste del número de participantes de los tradicionales paseos y comparsas que ya gozan de un reconocimiento y que siempre agradecerán se potencien y atiendan con mayor esmero.
Creemos que mayor beneficio que traer al desfile una nueva unidad artística (que es válido pero entra en contradicción con la reducción de sus homólogas) que por lo que presentó nos parece debió haberse preparado mejor, hubiera reportado mayor lucidez potenciar las otras que esta vez no disponían siquiera de un calzado uniforme como en paseos de años anteriores.
Otros elementos que a nuestro modo de ver le restaron calidad a este mega espectáculo fue la disminución del número de carrozas, el atractivo que mayor disfrute provoca a los holguineros, y el escaso número de lanzamientos de fuegos artificiales, si en ambos casos entramos en comparación con ediciones pasadas.
Retomando la idea inicial, por ser una vez al año, los holguineros medimos con la varilla bien alta la calidad del carnaval y por consecuencia la de su principal propuesta artística, un desfile de paseos, carrozas y comparsas que siempre tendrá el gran reto de superarse cada año a sí mismo.

Fiesta como la esperaban nuestros niños / JRP.


Como lo merecen pero sobre todo como lo esperaban nuestros niños, así lleno de brillo y color pero más que eso colmado de alegría aconteció en la mañana de este domingo 10 de agosto el Carnaval Infantil como preámbulo del Carnaval Holguín 2014.
La Avenida de los Libertadores se tornó pequeña para la multitud de pequeños que fue a disfrutar de su fiesta cuya organización y calidad tanto artística como recreativa y gastronómica, fue reconocida por la familia holguinera al intercambiar con esta página informativa.
“Mi opinión es que el Carnaval Infantil ha tenido gran lucidez y sobre todo organización, como hecho artístico mejor no pudo quedar y por las ofertas de la gastronomía también ha sobresalido, creo que es una fiesta como la que esperaban nuestros pequeños”, enfatizó una madre.
“Las carrozas han estado muy bonitas, al igual que los muñecones que muchos son nuevos, y disfrutamos de las bicicletas gigantes algo que es la primera vez que vemos en Holguín. Ha sido un espectáculo lleno de color y sobre todo de mucha alegría”, destacó un padre.
Para un pequeño de doce años que disfrutaba junto a sus padres “el carnaval ha estado muy bonito con muchas ofertas, helados, dulces, galleticas, sorbetos, refresco, bocaditos, caramelos, frutas, en fin, una gran variedad de alimentos que a veces no están al alcance de todos.
Tan numerosa oferta gastronómica no solo la hizo la empresa estatal a través de puntos de venta de la cadena de restaurantes y cafeterías de la ciudad, si no que los trabajadores por cuenta propia se sumaron al carnaval infantil con su variedad de productos como cerdo asado, croquetas, maíz hervido, tamales orientales, entre otros productos.
Como cada año la malta fue el producto de mayor demanda y por ende el que mayor insatisfacción provoca, sin embargo cualquier sin sabor que pudo haber dejado esta y cualquier otra insatisfacción se redujo frente al emotivo espectáculo artístico que acompañó al Carnavalito.
A lo largo y ancho del espacio que abarcó el Carnaval desfilaron distintos proyectos culturales de la Casa de la Cultura Manuel Dositeo Aguilera, del Centro Provincial de la Música y los Espectáculos y del Consejo Provincial de las Artes Escénicas.
Participaron además el Paseo Infantil D´ Okokán, los zanqueros 3 + 3, el proyecto folclórico Raíces, el grupo de Payasos Resplandor y la Compañía Infantil Ronda de los Sueños que tuvo a su cargo una de las cinco carrozas, con el espectáculo Fantasías de Aniversario, dirigido por la cantautora Grisel Velázquez Fonseca, titular de la compañía.
Al intercambiar con Grisel esta explicó que: “El espectáculo estuvo dedicado al quinto cumpleaños de la compañía, el cual están celebrando desde que inició el 2014 aunque la fecha de aniversario es el próximo 19 de septiembre. Esa fue nuestra mayor inspiración para esta presentación que cuenta con los principales personajes de los cuentos infantiles más famosos para los niños”.
“Entre los personajes cubanos no podían faltar Elpidio Valdés y María Silvia los que forman parte de la historia de nuestro país y que son verdaderos clásicos para nuestros pequeños como también lo son Miky Mosue, Mini, Dora entre otros de gran popularidad que recrean todo el amor y la fantasía que debemos transmitirle a los pequeños de casa”, dijo a la prensa la reconocida directora.
Siempre habrá mucho quehacer en materia de satisfacer a la familia y especialmente a los niños pero indudablemente este Carnaval Infantil superó las expectativas y por consiguiente le impuso un gran reto al Carnaval Holguín 2014 que por lo menos ya tiene el buen precedente de haber colmado de alegría a miles de infantes holguineros.

viernes, 8 de agosto de 2014

En país extraño... / Jorge Luis Sánchez Grass


Agosto 7 de 2014: El docente, poeta, editor y periodista Michael Hernández Miranda, presentó en el Centro Cultural Español de Miami, Florida, su más reciente entrega poética, titulada “En país extraño”, asumida con todo rigor por la editorial SILUETA.
El cuaderno es una suerte de conversación extensa. Al leerlo esta madrugada, sentí el peso de los años de amistad, puestos a prueba de balas. Fue como rescatar largos meses de silencio impuestos por la lejanía y la cercanía al mismo tiempo. Esa distancia que se establece por los gobiernos y que no se contempla por la geografía.
Aplaudo la idea de Hernández Miranda, de rescatar textos aparecidos ya en poemarios anteriores y que vienen ahora a conversar con los más recientes. La apuesta del autor en tal sentido me resulta inequívoca. De este modo se ponen a prueba las escrituras que se han ido validando con el paso de los años. Nada más confirmador para un poema que su resistencia convincente ante el lector que regresa y descubre nuevas connotaciones y vivencias.
Ensalzo la apreciación de la poetisa Reyna María Rodríguez, quien además de gentilmente armonizar en su rol de co-transportista de quien suscribe, terminó regalando a la concurrencia una visión aplastante, irrefutable. “Además de la valía de los poemas, ya se sabe que la buena poesía se defiende por sí sola; el mérito esencial de EN PAIS EXTRAÑO, recae en la singular estructura armonizada por el autor”…Algo así dijo Reyna (premio Iberoamericano Pablo Neruda 2014) desde un ángulo desde la primera fila del concurrido auditorio.
Tras leer el libro lo primero que impresiona es ese poder de conmoción que debe conservar toda buena poesía. Aunque debe ser manido decirlo, por ser frase puesta en boca de muchos, la perfecta confluencia lograda por Hernández Miranda entre los límites de lo lírico y los cauces de la narrativa hacen que los estándares se rompan en función de versos con alto poder sonoro.
EN PAIS EXTRAÑO apela al cariño de varios malditos desconocidos. El autor los atrapa en sus dimensiones sin haberlos tenido jamás muy cerca. Hace así de humilde justiciero. Galopan sobre sus distancias Guillermo Vidal, Jorge Luis Hernández, León Estrada; todos quizás bautizados por el piano de Keith Jarret. Los poemas imponen a su aire un aleccionador diagnóstico de la vida.
Como regresado de la guerra se detiene el poeta para determinar cuál pudiera ser hoy el país extraño, pero sabe de sobra y de hecho lo escribe que estos viajes se hacen en silencio y aunque se torne dudoso inobjetablemente la isla tiene su fonética.
Demos gracias. EN PAIS EXTRAÑO de Michael Hernández Miranda ha llegado a buen puerto. El de sus amigos y lectores.

Gran fiesta de los niños / JRP.


Como es tradición, siempre en la antesala del Carnaval Holguinero, los pequeños de la familia tendrán su celebración especial, en esta ocasión será este domingo 10 de agosto para la cual están garantizados todos los recursos tanto artísticos y recreativos como las ofertas gastronómicas.
Según explicó a la prensa, Artemio Leyva, productor general del Carnaval, todo se previó para que los niños disfruten de un gran espectáculo artístico que abarcará el espacio de la Avenida de los Libertadores desde el Restaurante Mayarí hasta la Avenida XX Aniversario, aledaña al Estadio Mayor General Calixto García.
“En la parte artística los niños disfrutarán de la belleza y el colorido de cinco carrozas, cuatro paseos infantiles, los muñecones con sus nuevas propuestas, participarán todos los proyectos infantiles de la Empresa de la Música y los Espectáculos y de las Artes Escénicas”.
Entre los protagonistas del hecho cultural estarán el proyecto de los zanqueros, el Teatro Guiñol de Holguín y la Compañía Infantil Ronda de los Sueños que tiene a su cargo una de las carrozas —dijo Leyva— quien agregó que el Carnaval Infantil lleva animación cultural en tres áreas a lo largo y ancho de la Avenida.
“Habrá un punto en el parquecito de la Empresa Copextel, otro frente al Servicupet y un tercero en áreas cercanas a la Terminal Las Baleares. Cada uno de estos escenarios tendrán animación con magos, payasos y actores, y el cierre artístico será con la compañía de teatro Alas Buenas, en la tarima que está en el interior del Parqueo del Estadio”.
El espectáculo tiene algunas novedades según explicó a la prensa la actriz Dania Agüero Cruz, directora artística del Carnaval Infantil. “Los niños podrán disfrutar de nuevas carrozas pues por primera vez se contrataron de la provincia de Camagüey y también como parte del hecho artístico habrá unas bicicletas gigantes que seguramente serán de la atracción de nuestros niños”.
Además de la parte artística y recreativa, el Carnaval infantil dispondrá de una gran oferta gastronómica la cual será expendida en más de cuatrocientos puntos de venta que serán ubicados en todo el espacio que abarcará la fiesta de los pequeños, así lo aseguró a este blog, Humberto Peña García, jefe de la comisión de gastronomía y alimentos del Carnaval Holguín 2014.
“La fiesta de los niños es una prioridad para nosotros, tanto la del día 9 en el Consejo Popular Rural de San Andrés como la del domingo 10 en la capital holguinera. Ambas dispondrán de una variada oferta entre la que destacan los 22 mil módulos que hemos conformado con diferentes productos”.
Entre los aseguramientos para el Carnavalito holguinero se incluyen 500 hectolitros de malta granel y la mitad de refresco granel, 40 mil bolsas de refresco coral, mil cajas de refrescos embotellados, medio millar de tinas de helado, más de cincuenta toneladas de confituras y también habrá gran cantidad de golosinas y pollo frito en cajita, destacó Peña García.
Este sábado se desplegará toda la infraestructura del Carnaval Infantil de modo tal que el domingo a partir de las ocho de la mañana todo esté listo para que nuestros pequeños y su familia disfruten del “Carnavalito” que tradicionalmente deja mucha alegría tanto por las propuestas culturales como por las ofertas gastronómicas, una gran fiesta de los pequeños que se convierte cada año en un digno preámbulo del Carnaval holguinero.

miércoles, 6 de agosto de 2014

¿Quién tiene la culpa? / JRP.


¿Quién tiene la culpa?, esta interrogante es el móvil de la obra Culpa, ganadora de la Beca de Creación Milanés 2013, de la Asociación Hermanos Saíz, pieza de profundo carácter dramático con texto y puesta en escena de la holguinera Rosa María Rodríguez Pupo, estrenada recientemente en la Sala Alberto Dávalos del Teatro Comandante Eddy Suñol de Holguín.
Dicha obra contó con la incondicional labor de la compañía Alas Buenas la cual sigue apostando por el trabajo con los jóvenes y en este caso con una pequeña nómina en la que comparten roles artistas profesionales, recién graduados de escuelas de teatro y aficionados.
Quizás sea este el talón de Aquiles de Culpa, el endeble desempeño de unos actores frente a otros, y no se traduzca la anterior afirmación con que el mejor ejercicio lo lograron los actores profesionales ante una Damaris Velázquez Labrada, aficionada que dio vida a una Gema muy bien moldeada, contenida y a la vez expresiva y muy sensual cuando lo requiere la situación dentro de la puesta.
También es loable el manejo y la fuerza que le imprime a su personaje (Lorena), la joven actriz Lisa María Velázquez Serrano, quien logra con contundente brillo la jovencita, cuasi niña que asume el rol de la madre ausente, la alumna que le vende su sexo al profesor de biología, la homosexual provocadora y la chiquilla rebelde a ultranza, matices en los que se desdobla este personaje, uno de los protagonistas de la obra y por supuesto también de los más complejos.
Mención aparte merece la investigadora, asumido con inconmensurable fuerza por la autora de la obra, Rosa María Rodríguez, quien a juicio del autor de estas líneas, se traga al resto de los actores. Así lo demuestra Rosa con su personaje de la mayor, investigadora del Ministerio del Interior, responsable de encontrar la verdad que nunca aparece.
Una militar cuya personalidad nada entre dos aguas, una cristalina que demuestra la oficial recta y segura y otra turbia en la que la investigadora transgrede la rectitud de su uniforme para aceptar con frialdad las provocaciones de los interrogados y convertirse ella también en un ser frio y calculador con tal de arrancar la confesión del interrogado. Matices del personaje que Rosa María logra con notable capacidad interpretativa.
Todo lo anterior corrobora que el reparto femenino supera con creces al masculino quedando muy por encima de José Moreno Zaldívar en el personaje de Leonardo, el muchacho bisexual y de Miguel García Torres, quien encarna al profesor Antonio, personajes que sin dudas le dan la posibilidad a los actores de lucirse y sobresalir, sin embargo, a mi juicio estos se quedan en el intento.
Más allá del trabajo actoral, algo que favorece la puesta es su diseño escenográfico, muy original, sobre todo el local de interrogatorio y la parada de ómnibus, así como la utilería funcional que deja de ser inanimada para convertirse en pieza clave para el desarrollo de la obra como el televisor que forma parte esencial de la puesta.
También es digno de reconocer el trabajo con las luces y el sonido, elementos que sin duda alguna hacen más amplio el espectro de la puesta en escena y establece una relación muy estrecha con el público aun cuando en ningún momento se interactúa con éste.
Indiscutiblemente con su estreno Culpa inicia un largo camino en el que como toda obra de arte le esperan flores y vainas. Quizás sería saludable repensar la puesta, pues pasados los primeros 45 minutos se torna monótona.
Al igual recabaría en beneficio lograr un cierre más contundente que delimite el final de la historia pues según mi apreciación se queda abierta para que el espectador le endilgue la culpa a quien le parezca, o tal vez este recurso se emplea a exprofeso porque la historia que nos cuenta Culpa puede ser la de cualquier víctima del odio, la discriminación y la violencia.
A pesar de estas reflexiones que a mi modo de ver levantarían la puesta, Culpa con su colectivo que ha de ir creciendo, tiene el gran mérito de venir a oxigenar el deprimido, —casi nulo— panorama del teatro dramático en la escena holguinera.

Homenaje al Mayor General / JRP.


El aniversario 175 del natalicio del Mayor General Calixto García Íñiguez, tuvo su conmemoración central en la casa que lo vio nacer el 4 de agosto de 1839, desde 1974 Museo Casa Natal de Calixto García. Frente a esta casona ubicada en el número 147 de la calle Miró (antes San Diego) esquina a Frexes (antes del Rosario), artistas holguineros le rindieron homenaje al ilustre prócer.
El Teatro Lírico Rodrigo Prats, el Ballet de Cámara y el Teatro Guiñol de Holguín actuaron para el bravío estratega militar, de quien Martí dijera, “Calixto García no necesita encomio, lleva la historia en su frente herida”, y aunque el General de las tres Guerras recibe día tras día el respeto y homenaje de su pueblo, ya es tradición que cada 4 de agosto los artistas lo recuerden con su genuina labor.
En una emotiva velada en la que música y teatro se dieron las manos, la consagrada actriz Norma Arencibia encarnó a Lucía Íñiguez Landín, la valerosa madre de Calixto mientras que el joven actor Rubén Rodríguez, del Guiñol interpretó al voluntario español que trajo a Lucía la noticia de la muerte de su hijo.
Como sucedió según recoge la historia, la incondicional patriota al saber que su hijo prefirió segar su vida de un balazo antes de caer en manos enemigas, expresó “Ese si es mi hijo Calixto, primero muerto que rendido”. Una cerrada ovación reconoció la dramática y muy bien lograda escena.
Primeras figuras del Teatro Lírico como la soprano María Dolores Rodríguez y la pianista y vocalista Zahilí Escalona, y los barítonos Alfredo Más y Yunior Galano, interpretaron conocidos temas del bel canto cubano.
Para los minutos finales, Dania Agüero Cruz, directora artística del espectáculo, reservó una hermosa escena que terminó con la entrada de Calixto García sobre un caballo, quien se fundió en un abrazo con su madre antes de marcharse a los campos de batalla en el oriente cubano.
La gala terminó con una sencilla pero patriótica coreografía del Ballet de Cámara, que fue el colofón de un programa de actividades que organizó el Museo Casa Natal de Calixto García según explicó la licenciada Yaíma Sánchez Batista, directora de la institución.
“Aun cuando nuestro museo atraviesa en estos momentos por una abarcadora restauración no quisimos que pasara por alto tan importante efeméride y como es tradición elaboramos un amplio programa de actividades en la comunidad aledaña a la casa y centros de trabajo cercanos a la institución, vísperas del 4 de agosto”.
La joven historiadora explicó que desde el segundo semestre del 2013 el Museo es sometido a un proyecto de reparación y mantenimiento que incluye labores en la carpintería y la cubierta, además del resane de algunas paredes del antiguo inmueble, declarado Monumento Nacional en 1978, lugar histórico de gran significación para los cubanos y holguineros en particular.
“Tenemos previsto reabrir por estos días el Museo Casa Natal para que tanto los holguineros como los visitantes de otras provincias y extranjeros vengan a encontrarse con esta trascendental parte de la historia local, sobre todo en lo que queda del periodo vacacional”, dijo Sánchez Batista.
A nombre de la cultura y justamente frente a la casa donde nació en la primera mitad del siglo XIX, una pléyade de artistas holguineros le cantó al más distinguido hijo de esta ciudad, el Mayor General Calixto García Íñiguez en el aniversario 175 de su natalicio.

domingo, 27 de julio de 2014

Ópera en Holguín 25 años después / JRP.


Muy bien valió esperar un cuarto de siglo para disfrutar del estreno de una ópera a la altura de la Cavalleria Rusticana que acaba de presentar el Teatro Lírico Rodrigo Prats junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín y a artistas de Italia y Alemania, quienes en poco más medio mes de trabajo conjunto lograron una puesta que sin duda alguna pasará a la historia del bel canto cubano.
A cargo del alemán Andreas Baesler estuvo la puesta en escena, de marcada sobriedad, muy a tono con el argumento de la trama, el amor mancillado por la traición y la venganza que aflora para que la muerte se encargue de sellar la deshonra, triste desenlace de la famosa pieza de Pietro Mascagni.
La dirección musical de la “Cavalleria holguinera”, fue responsabilidad del maestro italiano Walter Themel, por decirlo de alguna manera quien en buena medida y junto a la soprano Concepción Casals, directora del Lírico holguinero, hizo realidad este viejo anhelo de que la compañía asumiera el reto de trabajar el género más complejo del arte lírico.
Bastó el encuentro de Themel con el lírico y la sinfónica en octubre de 2013 en el contexto del homenaje que ambos colectivos, bajo la dirección musical del reconocido director italiano, le ofrecieron al compositor G. Verdi en el bicentenario de su natalicio, para que se fraguara el compromiso de realizar Cavalleria en Holguín con los artistas holguineros.
Desde entonces iniciaron los preparativos y con la llegada del mes de julio, regresó Themel a la Ciudad de los Parques para cumplir lo prometido, pero no vino solo, junto con él llegaron sus coterráneas, la soprano Lucía Premerl y la oboísta Cristina De Cillia, y además el director Alemán Andreas Baesler, conocido en nuestro país por sus anteriores puestas con artistas líricos cubanos.
Pasaron varias jornadas de arduo trabajo en medio del cual las artistas italianas Premerl y De Cillia, organizaron un bello concierto con el acompañamiento de las pianistas Zaylí Escalona y Vivian Rigol, concierto que marcó la altura de la ópera que se gestaba en el interior del Teatro Suñol.
Llegó el gran y anunciado estreno, día 24, a las 9 de la noche se oscureció la abarrotada Sala Raúl Camayd del Eddy Suñol, se abrió el telón y empezó a cobrar vida el viejo anhelo. Ambos días (24 y 27) con la tristeza del corazón dibujada en el rostro, la muy bien lograda Santuzza (Lucia Premerl y Vilma Ramírez —recién graduada del ISA—), se debatía desgarrada en el dolor por la ausencia de su Turiddu extraordinariamente interpretado las dos noches por el tenor Yuri Hernández.
Desde el inicio en ambas jornadas el coro ofreció claras muestras de su brillante rol a lo largo de la puesta, como también lo hicieron las sopranos Dayamí Pérez, del Teatro Lírico Nacional y Liudmila Pérez en el personaje de Mamma Lucia los días 24 y 27 respectivamente, Claudia Aguiar y Betsy Remedios (Lola), así como los barítonos Víctor Valdés y Alfredo Más quienes dieron vida al traicionado compadre Alfio.
Cada uno de estos artistas al igual que los músicos de la sinfónica, dieron todo de sí para que se lograra con creces el brillo que alcanzaron ambas presentaciones de Cavalleria Rusticana, acontecimiento que contó con la presencia del señor Carmine Robustelli, embajador de Italia en Cuba, quien quedó verdaderamente complacido al ver el resultado del trabajo para el cual colaboró la sede diplomática a su cargo.
“Desde el punto de vista artístico a mí me ha parecido fantástica esta versión de Cavalleria Rusticana, los artistas han demostrado que tienen mucho talento, lo mismo que sucedió cuando el homenaje a Verdi. Nuestra colaboración como embajada fue muy sencilla en comparación con lo que hemos visto aquí”, destacó a la prensa el diplomático.
“La participación de los artistas italianos se debe a que aquí en Holguín las cosas se hacen muy bien, con alto nivel y por eso creo que van a regresar estos y otros y nosotros los vamos a apoyar siempre que lo requieran. Ya podemos anunciar que en noviembre próximo, en el contexto de la Semana de la Cultura Italiana estará aquí en Holguín la reconocida mezzosoprano Luciana Dintino, es decir que continúa la colaboración entre Holguín e Italia”.
Sin duda alguna Cavalleria Rusticana exige el máximo de cada intérprete, así mismo de cada técnico que interviene con su trabajo en el buen desarrollo de la obra, cuya historia cuenta de manera lineal el amor furtivo entre Turiddu y Lola, el sufrimiento de Santuzza quien ama con desespero a Turiddu, el hombre que le mostró el amor y quien al final paga su perfidia con sangre cuando Alfio venga la traición de Lola. Historia cantada en su idioma original, el italiano, y cuya traducción al español ayuda al público a una mejor comprensión de esta.
El fuerte dramatismo de tan emblemática pieza del verismo italiano, se acentuó con un muy bien pensado diseño escenográfico, de A. Baesler, al igual que el diseño de vestuario del propio Baesler y del consagrado maestro holguinero Sergio Ochoa, sumándose a lo anterior la exquisita interpretación musical de la orquesta que dirige el violista Harold Ricardo, lo que sintonizó perfectamente con el dramatismo de la puesta.
Para Walter Themel, particularmente los músicos están en condición de asumir cualquier reto; “Si bien para cantantes y actores Cavalleria Rusticana es una de las óperas de mayor complejidad, lo es especialmente para los músicos, pues incluso en el pequeño intermedio de la puesta, la orquesta tiene que interpretar el famoso interludio, ejecución con la que demostraron singular dominio de sus instrumentos, así que después de esto yo creo que están preparados para interpretar todas las óperas italianas”.
Themel habló de futuros proyectos que lo vinculan con Holguín, mostró su deseo de regresar al igual que Lucía Premerl, quien dejó a la ciudad un poema lleno de nostalgia. “Todo esto se ha logrado gracias al desvelo y empeño de muchas personas”, así lo reconoció visiblemente emocionada Concepción Casals, directora general y madre de este gran sueño hecho realidad.
“Desde que empezamos a montar Cavalleria siempre dije que con esta se abría un nuevo camino para el arte lírico de Holguín. Hacía 25 años no asumíamos un reto tan grande y ahora al ver que cada uno puso su corazón en este trabajo y lo que se logró gracias a eso, es muy reconfortante para nosotros como también lo es para ese público que nos premió con prolongados aplausos, ese público al que nos debemos y que siempre espera de nosotros entregas como esta de Cavalleria Rusticana”.